certificado-energetico

certificado-energetico-tarifas

¿Qué es el certificado energético?

Es un documento que incluye la calificación de la eficiencia energética, el consumo energético de un inmueble (edificio, piso, vivienda, local, oficina), información del procedimiento seguido para obtener la calificación de eficiencia energética, descripción de las características energéticas y recomendaciones para la mejora de la eficiencia energética del inmueble, que sean técnicamente viables. El resultado se resume en un código de color, a través del cual se clasificará a las viviendas según su ahorro energético, desde la categoría A, que es la más alta y representa una vivienda de menor consumo energético, hasta la categoría G, que es la más baja y representa una vivienda de elevado consumo de energía.

¿Quién está obligado a tener el certificado energético?

El propietario o promotor que quiera alquilar o vender su vivienda debe contar con el certificado energético a partir del 1 de junio.

¿Qué edificios tienen la obligación de obtener un certificado de eficiencia energética?

  • Los edificios de nueva construcción.
  • Los edificios o partes de edificios existentes que se alquilen o vendan a un nuevo arrendatario/propietario, cuando no dispongan de un certificado en vigor.
  • Los edificios o partes de edificios en los que una autoridad pública ocupe una superficie útil total superior a 250 m2 y que sean frecuentados habitualmente por el público.

¿Qué edificios están exentos del certificado energético?

Los edificios y monumentos protegidos oficialmente, los edificios o partes de edificios utilizados exclusivamente como lugares de culto o actividades religiosas, las construcciones provisionales con un uso previsto igual o menor a dos años, las partes no residenciales de edificios industriales, de la defensa y agrícolas, los edificios o partes de edificios aislados con menos de 50 m2 útiles, edificios que se compren para reformas importantes o demolición y edificios o partes de edificios con un uso menor de cuatro meses al año.

¿Qué vigencia tiene el certificado energético?

El certificado tiene una validez de 10 años y el propietario será responsable de su renovación o actualización conforme a lo que establezca el órgano competente de la comunidad autónoma.

¿Qué consecuencias hay si no se tiene el certificado a la hora de vender o alquilar?

Las infracciones que se contemplan van desde los 300€ hasta los 6.000€ dependiendo de la gravedad o reiteración de la infracción, y éstas se dividirán en leves, graves y muy graves.

Constituyen Infracciones muy graves falsear la información en la expedición o registro de los certificados adoptando soluciones y estimaciones que no se corresponden con los del inmueble, actuar como técnico certificador sin tener la habilitación pertinente o publicitar un certificado que no esté registrado; Infracciones graves serán incumplir la metodología del procedimiento de certificación, no presentar el certificado ante la Comunidad Autónoma para su registro, exhibir una etiqueta que no se corresponda con el certificado real, y alquilar o vender un inmueble sin que el vendedor entregue el certificado en vigor al comprador o arrendatario.

Infracciones leves serán publicitar la venta o alquiler de edificios o partes de edificios que deban disponer de certificado sin hacer mención a su calificación, no exhibir la etiqueta de eficiencia cuando es obligatorio o exhibir una sin el formato con contenido mínimos, expedir certificados sin la información mínima, incumplir las obligaciones de renovación o actualización de los certificados, no incorporar el certificado en el Libro del Edificio y publicitar la calificación del proyecto cuando ya existe la del edificio terminado. Además, será infracción grave la reincidencia, cometer una infracción leve si el año anterior se hubiera impuesto al infractor una sanción firme por el mismo tipo de infracción, y será muy grave si durante los tres años anteriores se hubiera impuesto una sanción firme por la misma actuación.